lunes, 18 de mayo de 2015

LAS 15 EMOCIONES MAS TOXICAS

 1. La ansiedad tóxica.

La ansiedad tóxica es una emoción que experimentas cuando sientes una amenaza. Dicha ansiedad acaba por apoderarse de tu cuerpo y de tu mente cuando se vuelve tóxica. Esto hace que te desanimes con facilidad, manifiestes un sentimiento de tristeza e incluso acabes por padecer una depresión. Algunos síntomas de la ansiedad crónica son el miedo, la inseguridad, la aprensión, la falta de concentración, el insomnio…
¿Cómo puedes superar la ansiedad tóxica? Bernardo Stamateas propone 24 consejos prácticos para superar la ansiedad tóxica entre los que destaco:
Aprender a detectar las fuentes de tu ansiedad.
Introducir una rutina de ejercicio físico semanal.
Rodearte de personas con una mentalidad positiva.

2. La angustia tóxica.

La angustia es una emoción tóxica que te provoca vivir en un estado continuo de malestar, tristeza, dolor, desazón, queja y lamento. Además, dicha angustia es la responsable de que cambie por completo tu manera de escuchar y de hablar, así como la toma de decisiones que son las que te permiten avanzar en tu vida. La ansiedad tóxica te paraliza y paraliza tu futuro y el de las personas que tienes a tu lado.
¿Cómo puedes superar la angustia tóxica? El libro de Bernardo Stamateas propone 7 actuaciones muy dirigidas para superar con éxito la emoción tóxica de la angustia. Entre ellas destacaría:
Aprender a administrar los recuerdos positivos con sabiduría. Estos recuerdos deben verse como grandes victorias del pasado que te enseñarán a vencer las batallas del presente.
Aprender que hay circunstancias en la vida que puedes cambiar y otras que no porque no dependen de ti. Pero independientemente de que puedas cambiarlas o no, de lo que se trata es que determines cómo vivir cada una de ellas.
3. La insatisfacción crónica.

Quiero dejar claro que la insatisfacción de por sí no es una emoción ni tóxica ni negativa. El problema de la insatisfacción aparece cuando se cronifica, es decir, cuando se instala definitivamente en tu vida y en tu quehacer diario. De lo que se trata es de vivir en la insatisfacción ocasional que te lleva a mejorar día a día. Sin embargo, la insatisfacción crónica es tóxica porque busca continuamente la perfección de todo lo que te rodea y rodea a los tuyos.
¿Cómo puedes superar la insatisfacción crónica? Bernardo Stamateas en su libro propone  8 posibles formas de superar la insatisfacción crónica. Entre ellas destacaría la siguiente:
Buscar la excelencia por encima de la emoción. Para saber más sobre la diferencia entre excelencia y emoción te recomiendo la lectura del artículo ¿Por qué como docente enseñas la perfección en lugar de la excelencia?

4. El apego tóxico.

El apego emocional es una emoción tóxica realmente peligrosa y que debes saber detectar y erradicar. El apego tóxico te convierte en una persona emocionalmente manipulada y que hace que te consideres como un ser incompleto e incapaz de alcanzar lo que te propongas por ti mismo. Convertirse en una persona dependiente provoca mucho sufrimiento porque te convierte una persona adicta a las personas. Convertirte en una persona dependiente hace que entregues al otro el control sobre tus emociones y sobre tus decisiones. ¿Cómo saber si eres una persona dependiente? Eres dependiente si eres una persona insegura, controladora y que duda de sus propias capacidades.
¿Cómo puedes superar el apego tóxico? Para superar el apego tóxico es necesario que te pongas en primer lugar, es decir, te convenzas que tú eres la prioridad y para ello Bernardo Stamateas propone varias actuaciones de las que me han gustado:
Aprender a resolver por ti mismo tus propios conflictos.
Aprender a reconocer tus propios errores.
Borrar de tu vocabulario expresiones como ‘no puedo’ o ‘no sé’ por ‘aprenderé’.

5. El enojo tóxico.

El enojo debe verse como una actitud o fuerza que en determinados contextos te permite superar situaciones difíciles. Por tanto, se trata de una emoción que bien gestionada puede serte de ayuda en muchas ocasiones. El problema surge cuando el enojo se transforma en un enojo tóxico. En primer lugar tienes que aprender a distinguir entre el enojo y la violencia. Por tanto, cuando el enojo se transforma en violencia, entonces se convierte en un enojo tóxico. De hecho, debes entender la violencia como una conducta fuera de lo normal y que tiene como único objetivo lastimar al otro.
¿Cómo puedes superar el enojo tóxico? Para superar el enojo tóxico hay que aprender a elegir qué reacciones quieres tener antes de que te llegue el enojo. Por tanto, lo que propone Bernardo Stamateas es:
Elegir la manera con que te vas a enojar.
Elegir la manera con la que gestionarás el enojo a través de la sabiduría y el sentido común.
Elegir qué tipo de enojo quieres transmitir a los que te rodean.

6. La envidia tóxica.

La envidia tóxica provoca tu sufrimiento y el de las personas que te rodean y te quieren. Es una emoción que te impide celebrar el éxito de los demás. Además, la envidia tóxica te lleva a un camino de amargura porque eres incapaz de tolerar que al otro le vaya bien.
¿Cómo puedes superar la envidia tóxica? Bernardo Stamateas propone 12 prácticas para superar la envidia tóxica. En mi caso destacaría estas dos:
Aprender a descubrir tu propia singularidad, es decir, descubrir por ti mismo qué te hace único e irrepetible.
Aprender a crear tu propio sueño y visualizarlo y olvidarte así de los sueños de las personas que te rodean.

7. El miedo tóxico.

Hay una frase del libro Emociones Tóxicas. Cómo sanar el daño emocional y ser libres para tener paz interior acerca del miedo que me ha gustado mucho y que dice el miedo que no se supera puede durar toda la vida. En tu caso debes imaginarte el miedo como si fuera una figura circular que tiene el peligro de no tener fin y que se alimenta por sí mismo. Por tanto, sólo descubriendo el origen de tus miedos serás capaz de enfrentarte a ellos y superarlos.
¿Cómo puedes superar el miedo tóxico? Bernardo Stamateas propone 7 estrategias para aprender a superar los miedos de las que destaco:
Generar pensamientos de acción. Esta estrategia se centra en elaborar un inventario de posibles respuestas a la lista que crees de tus miedos. Piensa en lo peor que te podría pasar y piensa en cómo los resolverías. De esta manera tus pensamientos de miedo se convertirán en pensamientos de solución.

8. La vergüenza tóxica.

La vergüenza tóxica es una de las emociones tóxicas más comunes entre las personas. Es la emoción que se obsesiona por temer hacer el ridículo. Y el miedo al ridículo se centra en muchas ocasiones al miedo de ser abandonados por los demás. De ahí que la vergüenza tóxica te paralice y te impida cumplir muchas de tus metas y muchos de tus sueños. Por eso tan importante que entiendas que la persona que te avergüenza lo hará por propia inseguridad.
¿Cómo puedes superar la vergüenza tóxica? Para superar la vergüenza tóxica debes entender que la persona que te quiera avergonzar es porque se siente amenazado por ti, es decir, te ve como un competidor. En este sentido Bernardo Stamateas propone 4 actuaciones muy concretas para superar la vergüenza tóxica como:
Reírte de tus errores.
Aprender que cometer un error no te convierte a ti en un error.

9. La depresión tóxica.

Tener depresión tóxica es un tema muy, muy serio. Es una de las emociones tóxicas más peligrosas por las que puedes llegar a pasar porque produce un intenso dolor. La depresión tóxica es una alteración de tu estado anímico y que afecta a todas las áreas de tu vida. Puedes llegar a no saber por qué y para qué vives.
Tipos de depresiones: reactiva (propia de personas introvertidas, inseguras y sensibles), maníaco-depresiva, por agotamiento y por errores o culpas no sanadas.
¿Cómo puedes superar la depresión tóxica? Aunque la depresión tóxica es una de las emociones tóxicas más terribles, debes saber que se puede curar. Y el primer paso debe empezar por cambiar tu mente y la percepción de ti mismo. Para ello Bernabé Stamateas propone 9 consejos que pueden ayudarte a superar la depresión tóxica entre los que destacaría:
Aprender a hablar en positivo.
Reconocer que los errores del pasado forman parte de tu crecimiento personal.
Alejarte de las personas que no te aporten nada o te hagan daño.

10. La frustración tóxica.

La frustración tóxica es una emoción altamente paralizante. Y lo es porque se alimenta del fracaso y de la decepción que aparece ante un deseo no cumplido o ante una necesidad no satisfecha. La frustración te convierte en una persona resentida. Es por ello que debes tener muy en cuenta que sólo tú tienes el control de tus emociones y que no puedes vivir esperando agradar a los demás y esperar que elijan por ti. Conviértete en una persona que priorice por encima de todo tu dignidad mediante tu autoconocimiento y siendo tú el que tengas las riendas de tu propia vida.
¿Cómo puedes superar la frustración tóxica? Bernardo Stamateas propone 9 vías para superar tu frustración tóxica de las que destacaré tres:
Centrarse en lo que has conseguido hasta ahora.
Darse permiso para cometer errores.
No darse nunca por vencido.

11. El duelo tóxico.

Cuando en la vida de una persona se produce una pérdida y no se logra superar o cerrar debidamente se convierte en un duelo tóxico porque se produce un estancamiento emocional. Cuando se produce una pérdida aparece inevitablemente el duelo. El duelo, como bien dice la palabra, es un combate interno en la que una parte de ti acepta la pérdida y la otra no. Por tanto, el duelo no debe verse como algo negativo en un principio. El peligro es cuando se convierte en un duelo tóxico, un duelo que no te permite recuperar el control de tu vida porque se estanca en una de estas partes del proceso: reconocimiento de la pérdida, duelo y vuelta a la vida de siempre.
Otro aspecto que destacaría en esta emoción es la idea de que el dolor como tal es tuyo y sólo tuyo. Y como es tuyo no debes tratar que los que te rodean lo entiendan como lo vives tú. El dolor debe ser escuchado, pero es muy difícil que pueda ser entendido. Tener dolor no es malo. Todo lo contrario. Tener dolor es necesario y no debe reprimirse porque tiene que salir de ti.
¿Cómo puedes superar el duelo tóxico? Bernardo Stamateas insiste en cuatro pautas muy definidas para superar un duelo de entre las que destacaría:
Aprende a perdonar. Perdonar, perdonarte es tremendamente liberador. Sólo aprendiendo a perdonar serás capaz de cerrar el pasado y retomar el presente para empezar a planificar tu futuro.

12. El llanto tóxico.

Llorar es tan bueno como necesario. Es una emoción que bien gestionada es muy terapéutica. Pero como toda emoción puede volverse tóxica cuando se vuelve una respuesta automática ante la más mínima frustración. Hay que entender que el llanto puede entenderse como necesario, pero el llanto nunca es la solución.
¿Cómo puedes superar el llanto tóxico? El llanto tóxico se supera transformando el llanto gratuito por lo que se denomina el llanto positivo. Hay tres tipos de llantos positivos que son:
Llorar por dolor.
Llorar ante un cambio trascendental.
Llorar ante un descubrimiento o gesto.

13. La culpa tóxica.

En primer lugar es imprescindible distinguir entre la culpa real (cuando se transgrede una ley teniendo conciencia de ello) y la culpa tóxica (los sentimientos de culpa provienen de causas emocionales).
¿Cómo puedes superar la culpa tóxica? Bernardo Stamateas te propone 11 actuaciones muy eficaces para superar lo que él denomina la culpa tóxica. De todas ellas hay una que me ha gustado especialmente:
Cuando te equivoques, pide perdón y sigue adelante. Nunca te detengas. Pedir rápidamente perdón hace que avances y tomes plena conciencia de ello para no volver a equivocarte de nuevo.

14. El rechazo tóxico.

Todas las personas buscan en mayor o menor grado ser aceptados. El rechazo produce en las personas un profundo dolor. Ante el rechazo experimentas una mayor susceptibilidad y dificulta afirmarte como persona. De ahí que sea tan importante superar el rechazo vista como una emoción tóxica.
¿Cómo puedes superar el rechazo? Se puede anular el rechazo de muy distintas formas tal y como afirma Bernardo Stamateas. Entre otras destacaría:
Aprender a valorarte por ti mismo siendo consciente de tu particularidad y originalidad.

15. Los celos tóxicos.

Los celos son consecuencia del miedo a perder a alguien. En esta emoción tóxica intervienen estos aspectos: amenaza, control, prohibición, perdón y pérdida. La persona celosa siempre tiene miedo a perder.
¿Cómo puedes superar los miedos tóxicos? Entre algunas de las opciones para superar la emoción de los celos tóxicos destacaría la siguiente:
Aplica la ley de la atracción o, lo que es lo mismo, todo lo que respetes se te acercará, mientras que lo que no respetes se alejará de ti para siempre. De ahí que sea fundamental en cualquier relación interpersonal el respeto mutuo.

Extracto del libro de Bernardo Stamateas

Emociones Tóxicas. Cómo sanar el daño emocional y ser libres para tener paz interior

sábado, 16 de mayo de 2015

MEDITACION CON EL MUDRA DE LA FELICIDAD

Practica esta meditación con estos poderosos mudras que te traerá felicidad a tu vida. Realízalo todos los días en cuanto te despiertes por 21 días.

martes, 12 de mayo de 2015

LOS ANGELES DEL PERDON TE AYUDAMOS A LIBERARTE

Los Ángeles te podemos ayudar a perdonar abre tu alma al perdón y libérate de la carga que te agobie, estamos aquí para ayudarte, somos la presencia más poderosa de perdón en el Universo y no habrá nada por lo cual no puedas perdonar, estamos aquí hoy para ayudarte, se nos ha enviado para apoyarte, te guiaremos, empecemos a liberarte hoy mismo, permite que te ayudemos.

¡Abre tu alma!

¡Despeja tu mente!

Siente la presencia de los Ángeles del perdón.

¡Sumérgete en tu interior; que nada perturbe este momento…! Intenta viajar por sendas misteriosas, donde tu mente y tu corazón no se separan, para dar paso a esa fusión de sentimientos tan difícil de concretar llamado “perdón”.

Soy el Ángel del perdón y te ayudare a liberarte.

¡Concéntrate, concéntrate en tu “Yo” Superior…! Encuentra la verdad, está en tu interior, no hay lucha, no hay duelo, solo hay un sentimiento único de unión y perdón. No intentes engañarte, se verdad integral. Sólo estás tú “hablándote a ti mismo/a.” Necesitas sanar tu corazón, para que el amor, la bondad y los sentimientos de paz verdadera fluyan desde la conciencia superior y se manifieste en tu interior.

Serás libre de ataduras, cuando logres canalizar tus sentimientos, eres creación de Dios y de absoluta luz. Obtendrás tu propia libertad espiritual, cuando sientas que has roto las cadenas que hasta ahora te han mantenido atado/a y te han ido arrastrando, el momento ha llegado.
Abre las puertas de tu corazón, permite que entre y limpie. Entra en él y percibe la luz, percibe que todo es cambiado a luz y verdadero amor, vaga por sus rutas, caminos y veredas llenas de amor. Si deseas volar “hazlo”. Este es el momento de liberación. Siente como tus alas se desplazan en ese cielo infinito, rodeado de hermosos luceros, de colores, de paz, de amor. ¡Vívelo! ¡Siéntelo!

En este momento, ese cielo es todo tuyo, se te ha dado por Dios. Descubre en esa soleada luz, tu verdadera salida hacia esa luz que tu inconsciente busca. Sigue la corriente. Siente el aire puro rozar tu rostro. Estás ante la maravilla de una naturaleza que sólo existe en ti, creada por ti y ahora es un paraíso en tu corazón.

¡No tengas prisa, aquí el tiempo no existe…! Percibe la libertad que te espera, estoy a tu lado, confía en tu Ángel del perdón. Serás libre cuando dejes que tus experiencias pasadas sean sólo eso, el pasado es liberado ahora, estoy aquí, confía.

¡Vuela…! Debajo de ti sólo está ese profundo, misterioso e inmenso mar, que te ayudará a purificarte, a limpiar tu alma a medida que pasas sobre él, todo es liberado y limpiado.

Mantente volando. Haz piruetas en el cielo, estoy a tu lado, nada que temer. Juega como solamente lo hace un ave que se siente en completa libertad y rodeado de la más sorprendente hermosura. No permitas que este bello paisaje se empañe. En este lugar no hay espacio para el rencor, ni para la venganza, sólo para el perdón, libérate de todo sentimiento que no sea el amor.

Pero, para perdonar, tienes que encontrarte a ti misma/o. Tienes que arrancar de ti, eso que tanto dolor te produce y que no te permite seguir tu vuelo: hacia nuevas rutas, nuevos horizontes, que están en este momento al alcance de tus manos, de tu corazón. Estoy aquí confía y libera, a que temer?

Para perdonar con el alma, debes sentir la presencia de quienes han marcado tu vida dolorosamente. ¡Comienza aquí y ahora. No te arrepentirás…!

Trae en este momento hacia ti, a ese ser que tanto daño te hizo y que te ha sido difícil perdonar.
¡Háblale! Explícale cuánto mal te hizo y cuanto es lo que has sufrido. Tal vez con sus actitudes, con sus actos, con sus hechos, con su lengua, con su omisión, con su negligencia. Quizás sientes deseos de estallar, de pegarle, de llorar de rabia, porque no puedes explicarte a ti mismo/a el porqué todo ha tenido que ser así… ¿Por qué te ha dañado de esa forma, por qué tenía que ocurrirte a ti?

Dilo todo. ¡Suéltalo! Desencadena esa ira que sientes, pero, hazlo recordando que buscas tu paz interior y que necesitas sacar todo eso de ti. Eso que te está acorralando y no te deja ser feliz… recuerda que tus Ángeles estamos aquí apoyándote y liberándote. ¡Llora si quieres hacerlo! ¡Grita si te sientes mejor!

Este es un proceso de sanación espiritual, donde sólo tú estás inmerso/a en ese caminar hacia la curación total de tu ser. Es natural que sientas todas esas emociones negativas. Porque precisamente son ellas, las que ayudarán a limpiar tu alma, blanqueándola; para luego entregar todo este sacrificio de amor a beneficio de tu propia vida, de tu salud mental y espiritual.

Tu sanación comenzará desde el momento en que comiences a perdonar. Pero, ese perdón tiene que salir de adentro. De tus entrañas este es el momento que Universo ha dispuesto para hacerlo, se sincero/a. Tu propia libertad depende de ello. Estoy aquí no temas.

No puedes vivir tu vida con estas sensaciones que sólo te hacen daño, es tu oportunidad de cambiar. ¡Mira a esa persona! La tienes frente a ti. Toma sus manos. ¡Sí! Tómalas. Aunque de primera intención sientas repulsión. ¡Tienes que lograrlo! Refleja tu mirada en sus ojos. Siente el poder transformador del perdón acercarse a ti. Palpa como sale de ti esa energía tan potente, tan especial, tan cargada de buenas voluntad y perdón; que te hacen ser diferente, ¡que te permitirán liberarte! ¡No temas…! Llénate de amor. Siéntelo, soy tu Ángel que te acompaña, confía y sigue adelante.

Permite que tu coraje se retire de ti, se disuelva en la luz, que se aleje para no regresar jamás. Cuando se perdona, se liberan las más fuertes energías que tu ser produce. Déjalas que hagan su labor en ti y que escapen hacia otros horizontes de luz, donde se purificarán y se transformarán. ¡Sin poder hacer más daño! Porque se trasformaran en el mas puro y exquisito amor.

¡Tu vida es como una rosa! Desde que nace está destinado/a a cubrirse de espinas, pero, esas mismas espinas son las que la ayudan a protegerse de que otros puedan hacerle daño, y al final florecer como la “Reina del Jardín.”

Ahora, dile a esa persona: “Yo te perdono, disculpo todas las cosas que me hiciste. Aunque injustas a mi entender, pero, yo necesito sentirme bien conmigo mismo/a. Y la única forma es perdonándote a ti. Librándome de mis malos pensamientos, intentando justificar lo injustificable… pero, yo necesito mi Paz”, tu estas libre y yo seré libre también, todos somos libres de rencor y todo es perdonado por el amor de el único gran Dios.

Recuerda que todo lo que haces en mal, lo pagas. Tal vez, esa persona ya esté pagando. Y no somos nosotros los responsables de ello. Con tu perdón estarás contribuyendo a tu plan de salvación espiritual y es en esta vida hay que empezar con el perdón.

Ahora, déjale marchar en paz. Esa persona ya no existe más en tus pesadillas es libre y tu también. Ahora tu vida será toda claridad. Siempre la verdad triunfa sobre la mentira, la paz sobre la guerra y sobre el odio vence el amor.

Ahora comenzarás a sanar… ahora dale tu perdón y recibe el perdón, todo es llenado en luz y amor, mírate a ti misma/o y llena tu corazón de luz de amor y perdonadote. Siente la total libertad.

Repite en silencio:

“Mi sanación está en el perdón y mi mayor fuerza es el amor, he vencido…”

De ahora en adelante, siempre tendrás tus alas contigo. Ya no hay ataduras, ya no hay cadenas todo es libertad. Simplemente, eres libre. Para poder amar, para poder perdonar, para poder vivir, para poder volar… ¡En Alas de Libertad!

Ahora te bendigo y recuerda que los Ángeles del perdón estamos aquí contigo para que en cualquier momento puedas llamarnos y ayudarte en cualquier situación de perdón.

TOMADO DE LA WEB

DIOS / DIOSA nos bendice y guarda cada día
DIOS / DIOSA hace brillar su rostro sobre todos nosotros
Y nos concede su Gracia en todo momento
DIOS / DIOSA habita en ti y en Mí
DIOS / DIOSA nos da Paz por siempre…


Les envío amor Divino Ilimitado desde mi Magna Presencia YO SOY.

EN EL CAMINO APRENDI…

La vida es una experiencia y hay que aprender de ella en cada paso.

En el camino suele haber días tan dulces y días tan tristes, pero en esto me pregunto, qué sería de mi si no conociera la tristeza, el dolor, no lo sé, simplemente he dado respuesta a esto con más preguntas.

Dentro del camino suelen tener la compañía o la presencia en algunos momentos, pero también puede reinar la soledad. Puedes observar las huellas que han quedado impregnadas dentro de tu camino y puedes darte cuenta de lo que en realidad necesita tu vida.

Dentro de este camino hay espinas que nunca salen de tu interior, hay estrellas que suelen señalar, pero quizás nunca llegues a palpar su calor. Hay momentos que rebasas tu felicidad y momentos en agonías en tu dolor, pero la vida es un subir y bajar de emociones, es una vida peligrosa pero a la vez suele ser hermosa.

El ser no es más grande por su tamaño si no por la fuerza que se encuentra en su interior: ¿Qué pasaría con las ilusiones y con los logros si entre ellos no existe un esfuerzo? ¿Qué pasaría con caer y no levantarse? No podríamos conocer el éxito, hay personas que luchan y consiguen llegar a la meta sin limitarse en ella, sino seguir más adelante.

En el camino en algunos momentos es necesario mirar hacia atrás, pero no es necesario retroceder, es necesario escuchar el silencio, tal vez del silencio escuches algo más profundo de lo que escucharás en la turbulencia, trata de observar a tu alrededor; cada uno tiene un universo diferente, tal vez inexplorado o sin descubrir, tal vez tu sólo estés soñando, y yo sólo sea parte de tu sueño.


Autor Desconocido.

jueves, 7 de mayo de 2015

18 METODOS PARA DEJAR DE PENSANR TANTO.

No nos dejan hacer nada más, ni trabajar, ni estudiar ni a veces hasta hablar. Es como tener a alguien incordiando las 24 horas del día sin dejar de hablar, encerrada dentro de tu cabeza.
Te vamos a enseñar trucos para dejar de pensar, que funcionan en base a nuestra experiencia. Te van a permitir cuando desees, desconectar tu mente o como mínimo, pensar en otras cosas que te hagan sentir mejor.

Métodos para dejar de pensar, cómo sentirse bien con uno mismo y hacer callar tu cerebro:
Juega con tu mente un rato sobre este concepto: ¿Cómo sería tu vida si te importase más sentirte bien tú mismo que intentar de tener siempre la razón, querer estar siempre en lo cierto, querer tener la última palabra en todo y ser visto de la manera que tú quieres?
Puede que sea complicado de explicar, pero el ser humano, y sobre todo aquel que se preocupa demasiado, está obsesionado en el deseo de querer tener la razón, y que lo que uno cree es lo que es justo y bueno, y lo que cree otro es malo. Esta necesidad está en el corazón del echo de sentirse mal y del pensamiento acelerado que tenemos en casi todas las situaciones.
Repítete a ti mismo, como un mantra del budismo, “Quiero sentirme bien, quiero sentirme bien, quiero sentirme bien…” una y otra vez. Céntrate en el sentido de la palabra, elimina los otros ruidos externos y internos y la mente hará el resto.
Puedes probar de imaginar algún momento en el que te has sentido realmente bien mientras recitas la frase en tu mente. O puedes dejar todo lo demás y centrarte solo en las palabras.
Muchos de nosotros tenemos una mente muy rápida que nos permite recitar este mantra y tener diálogos con nosotros mismos y preparar la cena, conducir o mirar un programa de la tele al mismo tiempo.
Aquí es donde entra en juego el enfoque, centrarse. Centrarse en sentirse bien. Centrarse en recitar esta frase y realmente querer y desear sentirse bien.
Tú realmente quieres sentirte bien. Funciona para mí siempre, siempre que me concentro lo suficiente y siempre cuando realmente el deseo de sentirme bien es lo más importante para mí. Entonces, me siento bien y encuentro que eso que me preocupaba ha desaparecido.

18 Consejos de cómo dejar de pensar tanto:

“Pensar antes de hablar” es un dicho que deberíamos practicar siempre, pero te puedes meter en problemas si evitas actuar debido a que piensas demasiado, o si entras en un estado de angustia incontrolable por el mismo motivo. ¿Quieres aprender a dejar de pensar tanto?…

1. Libera tus pensamiento:
Acepta que estás pensando demasiado. Pensar al igual que comer, es algo que necesitamos para vivir, es por esto que en ocasiones es difícil reconocer cuando nos estamos excediendo. Sin embargo, hay varios signos de alerta que te pueden indicar si estás pensando demasiado. Algunos de estos signos son
¿Te consume el mismo pensamiento una y otra vez? ¿No realizas ningún progreso al pensar en esta cosa en particular? Si es así, éste podría ser un signo de que debes dejar de pensar tanto y seguir adelante
¿Has analizado la misma situación desde muchos de ángulos? Si observas algo desde muchos puntos de vista antes de actuar, se puede convertir en una conducta contraproducente.
¿Buscas la opinión de muchas personas sobre cierto tema en particular? Si es así, entonces es hora de que te des cuentas de que todas esas opiniones sobre el mismo tema sólo te pueden volver loco.

2. Medita:
Si sientes que no eres capaz de dejar de pensar, tienes que aprender a “dejar ir” tus pensamientos de forma deliberada.
Pensar es algo parecido a respirar; lo haces todo el tiempo, incluso de forma inconsciente. Pero puedes aguantar la respiración, si quieres hacerlo. Meditar te ayudará a dejar ir tus pensamientos.
Sacar 15 o 20 minutos en la mañana para meditar, puede tener un impacto significativo en tu habilidad para mantenerte en el presente y dejar ir todos los pensamientos obsesivos.
También puedes meditar de noche para tener un sueño más tranquilo.

3. Haz ejercicio:
Correr o incluso caminar rápidamente, te puede ayudar a despejar tu mente de todo pensamiento para que te concentres en tu cuerpo. Participar de actividades físicas como el yoga, las artes marciales, o el voleibol, te obligará a concentrarte tanto en tu cuerpo que ni siquiera tendrás tiempo para pensar.
Aquí tienes una lista con varias actividades que puedes practicar:
Realiza una rutina en el gimnasio. Tener que cambiar de máquina cada minuto (cuando termines el ejercicio), evitará que te pierdas en tus pensamientos.
Ve de excursión. Estar rodeado por la naturaleza viendo la belleza y la quietud a tu alrededor te ayudará a concentrar en vivir el presente.
Ve a nadar. Nadar es una actividad física tan exigente que no deja espacio para que divagues en tus ideas.

4. Di tus ideas en voz alta:
Una vez hayas dicho todo en voz alta (incluso a ti mismo), empieza el proceso para dejar ir los pensamientos. Camina un poco y reflexiona sobre el tema.
Cuando expresas tus ideas, empieza el proceso para llevarlas al mundo real y sacarlas de tu pensamiento.
Puedes decir tus ideas en voz alta a ti mismo, a tu mascota, o a un amigo de confianza.

5. Pide consejo:
Puede que hayas agotado tu capacidad de raciocinio, pero otra persona te puede ofrecer una perspectiva diferente que haga la decisión más fácil.
Esto te puede ayudar para que dejes de pensar tanto en el problema.
Tu amigo te puede hacer sentir mejor, te puede ayudar con tus problemas, y también te puede dar a conocer cuando estás gastando mucho tiempo en pensar algo.
Además, para divertirte con un amigo no tienes que pensar demasiado, ¿verdad? Es un comienzo.

6. Toma el control de tus pensamientos:
Haz una lista con las cosas que te preocupan. Ya sea que hagas la lista en papel o en ordenador, primero debes definir el problema, escribir que opciones tienes, y por última listar los pros y los contras de cada opción.
Ver tus pensamientos de forma física también te ayudará a romper el ciclo de repetirlos en tu cabeza. Cuando no puedas pensar en nada más que escribir, es porque tu mente ha dado lo máximo, y es hora de dejar de pensar.
Si hacer una lista no te ayuda a tomar una decisión, no tengas miedo de seguir tu intuición. Si dos o más opciones parecen igual de buenas, pensar mucho no hará las cosas más fáciles. En este tipo de casos, es cuando debes escuchar a tu intuición.

7. Lleva un diario y escribe en él las cosas que te preocupan:
En lugar de estancarte pensando en la misma cosa de forma persistente, escribe en tu diario todo lo que piensas en el día. Al final de la primera semana, repasa lo que has escrito y haz una entrada de las cosas que más te preocupan. Primero debes lidiar con dichas cosas.
Escribe en tu diario al menos un par de veces por semana:
Esto te ayudará a acostumbrarte a la idea de “tiempo para pensar” y te ayudará a aterrizar tus pensamientos, en lugar de que te creen conflictos a lo largo del día.

8. Haz una lista con las cosas que tienes que hacer:
Haz una lista con todas las cosas que tienes que hacer durante el día.
A menos que “pensar” esté en tu lista de prioridades, hacer una lista te permite ver que tienes cosas más importantes que hacer que ¡quedarte sentando preguntandote sobre el significado del universo!
La forma más rápida de organizar tus pensamientos es convertirlos en acciones. Si piensas que no has dormido muy bien últimamente, haz un plan para poder dormir un poco pronto en lugar de ¡preocuparte por no poder dormir!
La lista puede ser práctica y puedes incluir temas importantes, como por ejemplo: “pasar más tiempo con mi familia”.

9. Fija un “tiempo para pensar” todos los días:
Puede sonar un poco loco, pero dedicar todos los días un momento para que te preocupes, dudes, sueñes, y te pierdas en tus pensamientos, te puede ayudar a controlar tu mente de una forma más productiva.
Si lo necesitas, toma todos los días una hora para pensar. Luego, disminuye el tiempo a media hora. Si algo te molesta durante el día y es inconveniente enfrentarlo en ese momento, simplemente di a ti mismo “me preocupare por eso cuando sea mi hora de pensar”.
Puede sonar algo ridículo, pero tienes que probarlo antes de juzgar.

10. Vive el momento:
Resuelve todos los problemas que puedas.
Si tu problema es que piensas demasiado en nada, te preocupas sin motivo alguno, o piensas en cosas que no puedes controlar, entonces no hay mucho que puedas hacer para “resolver” ese tipo de problemas que contagian tu pensamiento.
Pero, piensa en los problemas que puedes resolver y haz un plan para resolverlos, en lugar de pensar, pensar, y pensar sin hacer nada.
Aquí tienes un par de ideas que puedes utilizar:
En lugar de pensar en si le gustas o no a una chica, ¡actúa! Invítala a salir. ¿Qué es lo peor que puede pasar?
Si te preocupa que te estés quedando en la escuela o en el trabajo, haz una lista de todas las cosas que tienes que hacer para tener éxito. ¡Y luego haz dichas cosas!
Si te gusta pensar mucho en “qué pasaría si…”, haz las cosas más factibles de la lista.

11. Sé sociable:
Rodearte de las personas que amas te ayudará a hablar más y pensar menos. Asegúrate de salir de casa al menos un par de veces a la semana, y pon de tu parte para desarrollar relaciones significativas y duraderas con al menos dos o tres personas cercanas, con las que puedas salir. Estarás mucho más propenso a pensar en exceso si pasas mucho tiempo solo
El tiempo a solas definitivamente es bueno, pero es importante mezclar tu rutina con tiempo para salir con tus amigos, relajarte, y divertirte.

12. Práctica un nuevo hobby:
Saca tiempo para explorar algo completamente nuevo y fuera de tu zona de confort. Un nuevo hobby (independientemente de cuál sea) te mantendrá concentrado en la tarea que tienes que realizar y también en conseguir resultados.
No pienses que ya sabes bien qué es lo que te gusta y que no necesitas más distracciones.
Probar un nuevo hobby te puede ayudar a vivir el momento y concentrarte en tu expresión artística, en tus habilidades manuales, etc.

13. Baila:
Existen muchas formas de baile, puedes hacerlo solo en tu habitación, en un club con tus amigos, o incluso tomando clases de baile como el tap, el jazz, el vals, o la salsa. Independientemente de la forma de baile que practiques, podrás mover tu cuerpo, escuchar la letra, y vivir el momento. No importa si no bailas muy bien.
De hecho, de esa forma tendrás que concentrarte más en tus movimientos y menos en tus pensamientos conflictivos.
Tomar clases de baile es una buena forma de empezar un nuevo hobby y bailar.

14. Explora la naturaleza:
Sal y mira los árboles, percibe el aroma de las rosas, y siente el agua fresca sobre tu rostro. Eso te ayuda a vivir el momento, te conecta con la naturaleza y la no permanencia de nuestra existencia, para que así puedas ver el mundo que existe fuera del que creaste en tu cabeza. Ponte tenis, bloqueador solar, y sal de tu habitación.
Incluso si no te gusta mucho salir de excursión, trotar, montar bicicleta, o practicar surf, ponte de meta recorrer el parque al menos una o dos veces a la semana, salir de viaje con tus amigos a un lugar natural tus próximas vacaciones, o simplemente ir a algún lugar donde puedas observar las montañas rodeadas por un hermoso lago cristalino.
Pero si esto te parece demasiado, simplemente sal de tu casa. Salir y recibir un poco de sol te hará sentir más feliz, más saludable, y con menos ganas de pensar.

15. Lee:
Concentrarte en los pensamientos de otras personas no sólo te otorga una mejor visión de las cosas, también te ayuda para que dejes de pensar tanto en ti. De hecho, leer biografías inspiradas en hombres y mujeres “de acción” te puede mostrar que detrás de cada gran pensamiento, hay una idea del mismo valor. Leer libros también te permite adentrarte en nuevos mundos de fantasía, lo que también es bueno.

16. Haz una lista de agradecimiento:
Haz todos los días una lista con al menos cinco cosas por las que te sientas agradecido. Esto te servirá para que te concentres en cosas y personas en lugar de pensamientos. Si hacer una lista todos los días te parece demasiado, haz una lista cada semana. Haz algo diferente. Cada detalle cuenta, incluso que la mesera llene gratis tu taza de café.

17. Escucha música:
Escuchar una hermosa canción te puede poner en contacto con el mundo fuera de tu mente. Puedes hacerlo asistiendo a un concierto, poniendo música en tu auto, o incluso sacando tu viejo tocadiscos y escuchando un par de discos de vinilo. Cierra tus ojos, sumérgete en la melodía, y vive el ahora.
No tiene que ser Mozart o algo con un profundo significado. ¡Escuchar música pop también puede servir!

18. Ríete más:
Rodéate de personas que te hagan reír. Ve a ver una obra de teatro, una comedia o un programa de televisión con un elenco divertido que te haga reír. Mira videos graciosos en YouTube. Haz lo que sea que tengas que hacer para reír un poco y no preocuparte por las cosas que rondan tu cabeza. No subestimes la importancia de la risa en una buena salud mental.

Conclusión
Ten en cuenta que no eres el único, todo el mundo piensa (en ocasiones de forma obsesiva). ¿Por qué crees que dormimos? ¡Para poder descansar de todo esa carga de ideas!
No te sumerjas en el pasado, especialmente si es negativo o abrumador.
Debes saber que sumergirte en situaciones que te saquen del presente puede ser peligroso y puede dejarte más confundido.
Utiliza tus pensamientos sólo con buenas intenciones; así te convertirás en mejor persona.
No te auto desapruebes a medida que piensas. Hacerlo aumenta la ansiedad y el círculo vicioso de pensamientos. Siéntete cómodo con las situaciones y respuestas aunque no sean las que quieres.
Acepta la decepción y déjala ir. Repite “ya termino y aunque no conseguir lo que quiero. Sobreviviré”. Utilizar la palabra “sobreviviré” lo hacer parecer como un asunto de vida o muerte. La mayoría de veces simplemente te reirás porque te darás cuenta de la trivialidad de los hechos y de la presión innecesaria que pones sobre tus hombros.
Juega con tu mascota. Es una gran forma de salir de tu mente. Tu mascota te hará reír mostrándote que son las cosas pequeñas las que importan.
Cuando te sientas abrumado por tus pensamientos, toma un momento para relajarte y analizar la situación.
Sé neutral, y utiliza tu cerebro para comunicar la información de forma efectiva.

El procesador neurológico de los pensamientos y acciones funciona de forma efectiva cuando los cambios hormonales y niveles de adrenalina son mínimos

miércoles, 6 de mayo de 2015

SENCILLOS TRUCOS PARA AUMENTAR TUS VIBRACIONES POSITIVAS

Se habla mucho de La Ley de la Atracción y de otras leyes de la naturaleza.

La Ley de la Atracción es una ley muy importante porque es a través de ella que la naturaleza trabaja para nosotros. El trabajo del Universo es darte lo que tú le pides.
¿Cómo le pedimos al Universo las cosas? A través de nuestros sentimientos y pensamientos. Se dice que somos lo que pensamos, así que todo lo que piensas y sientas crea una vibración. El universo trabaja sobre las vibraciones que crean tus pensamientos.

Ahora vamos a ver algunos trucos para aumentar estas vibraciones:

Un camino de gratitud: Sal a caminar a un lugar tranquilo que te guste, observa lo que hay a tu alrededor y agradece las cosas que vas viendo y te gustan. Por ejemplo: “Me encanta este olor, me encantan esta flores, me encanta este día maravilloso.

Me encanta cuando: Habitúate a decir en voz alta aquellas cosas que te encantan cuando…: “Me encanta cuando veo algo que me gusta, me encanta cuando me llama alguien que me llevo bien, me encanta cuando me mira, me encanta cuando me pongo esta camisa, me encanta cuando me levanto por la mañana y estoy feliz.

Piensa en diez cosas por las cuales estás agradecido: escribe todos los días diez cosas que agradeces y léelas en voz alta. Por ejemplo: “Estoy agradecido por estar bien de salud, estoy agradecido por las personas que me rodean, etc. “

Diez cosas que me encantan sobre mi vida: Mira en tu vida las cosas que te encantan, que sean sencillas no hace falta que sean cosas difíciles, ni grandes, las pequeñas cosas que a ti te encantan. Por ejemplo: “Me encanta mi planta, me encantan mis amigos, me encanta que me miren”. Escríbelas y repítelas.

aumentando las vibraciones

Como siempre estamos buscando para estar mejor, también hay trucos para atraer esas cosas que queremos viéndonos en posesión de ellas

Hay un truco que se llama “Gracias Universo por traerme”. Piensa en algo de deseas tener, en algún objetivo que quieres alcanzar y agradece al Universo como que ya lo tienes. Por ejemplo: “Gracias Universo por traerme esta pareja maravillosa, gracias universo por esta casa, gracias universo por traerme este trabajo maravilloso en mi vida”.

También puedes decir:”estoy agradecido ahora que estoy feliz, estoy agradecido ahora que tengo el trabajo de mi vida, estoy agradecido ahora que tengo la pareja de mi vida.”

Búscate algo que te guste, que te enamore. Puede ser la foto de tu sobrina, la foto de un animal que te hace sentir bien, que te sube el ánimo, o bien búscate algo que te guste y enamórate de ello. Que sea algo natural y sea un amor incondicional

Haz preguntas en las cuales la respuesta sea SI. Escríbelas y repítelas.

Escribe una nota o carta a alguien que confía mucho en ti y cuéntale una noticia. Por ejemplo:”sabes qué…cuentas lo que ha pasado” Y esto que le cuentas puede ser algo que quieres tener en tu vida y todavía no lo tienes, o sea que vas a pretender que ya lo tienes y estás dando la noticia de que lo tienes a la persona con la cual estarías gustoso de compartirla. Por ejemplo: “sabes qué, ya me han dado el trabajo que siempre he soñado, sabes qué me han aumentado el sueldo, etc.”

Esta nota o carta no se la des todavía y cada vez que quieras lo lees.

Vive un día excepcional, vive el mejor día de tu vida. Si has pasado un día con momentos de bajón, entonces elige tomar la decisión de que el día siguiente sea un día excepcional. Cuando te levantas te pones lindo/a, y todo lo que hagas ese día tiene que ser lo mejor, tienes que dar lo mejor de ti.

Con todos estos trucos, no hace falta que los hagas todos, puedes hacer algunos, te vas a sentir bien, vas a mejorar tus vibraciones. Entonces el Universo trabajará sobre estas vibraciones y cualquier cosa que sientes, que pides, que piensas, lo vas a conseguir porque va a fluir en ti el poder de las cosas que te gustan, que quieras, que siempre has soñado, encontrarás personas que siempre has buscado, encontrarás las cosas que siempre has soñado hacer porque el Universo trabaja para ti y trabaja sobre tus vibraciones.


Emociónate en las vibraciones que te suben, que te hacen sentirte a ti mismo.

lunes, 4 de mayo de 2015

SENTIRSE SOLA AUN ESTANDO ACOMPAÑADA

 Supongo que como todo ser humano, dentro de lo normal, hemos sentido esos momentos de soledad, el vernos sin nadie alrededor…pero es posible sentirse mas solo aun, mas que estar “físicamente” solos…no sé si alguien alguna vez tuvo esta sensación, de tener su agenda llena de números verla y saber que no tiene a quien llamar; ver que no esta “conectando con nadie”.

Cuando vemos a alguien con la mirada baja dentro de un lugar repleto de personas, nos damos cuenta de que esta solo; cuando alguien dentro de un grupo de fiesteros no sonrie, esta solo; cuando alguien va por la calle, absorto de la gente a su alrededor, quizá con ojos vidriosos, esta solo.

Esto puede deberse a varias razones, entre ellas:

Baja autoestima: si tú no te quieres o no te respetas lo suficiente, tal vez no valores en su justa medida a quienes están junto a ti; por más que ellos traten de demostrar su amor y cuánto les importas, se te dificultará registrarlos.

Sentimiento de soledad o vacío: en caso de conflictos internos sin resolver como abandonos, inseguridades, sensación de inferioridad o similares, estás conviviendo con un agujero emocional que nada ni nadie llenará, aunque tengas una familia numerosa o muchísimos amigos y una vasta vida social. El primer paso es enfrentar y resolver esta necesidad de tu espíritu y así podrás hacer uso de tu capacidad para apreciar lo que tienes.

Amistades que ya no lo son: en muchas ocasiones, quien consideramos un amigo o una amiga nos ha defraudado y ha roto códigos en los que nosotros creemos. Entonces, por más que lo intentamos, no pudimos volver a depositar nuestra confianza en su persona. Es obvio que en su compañía no vas a sentir la contención de otros tiempos y es posible que surja un atisbo de soledad, en remembranza de lo que fue y ya no es en ese vínculo.

Estar con la persona incorrecta: quizá tu pareja no te hace feliz, por la razón que fuera (no siempre se debe a una característica negativa, puede haber incompatibilidad, haber crecido en direcciones que ya no convergen, haber perdido el interés, etc.), además de las conocidas de malos tratos, opuestos a los que te mereces.

Estar en un entorno en el que no te sientes a gusto o en una situación inadecuada: si aceptas un entorno que no deseas pero que toleras porque “me castigan pero tengo que aguantar por el bien de la familia”, “es lo que hay”, “así se dieron las cosas” o “ya se va a separar”, por más que parezca que estás en pareja o que eres el miembro de una familia dichosa, llega un momento en que ya no se puede tapar el sol con un dedo. Eso, sin lugar a dudas, hace aflorar la soledad.

Que tu pareja te preste poca atención: muchas veces nos quedamos dando vueltas en círculo en los reclamos (“ya no salimos como antes”, “cada vez tenemos intimidad más espaciada”, “prefieres a tus amigos/familia de origen antes que a mí”, etc.) en vez de dejar de quejarnos y de asumir una posición proactiva que nos permita comenzar a emerger, con acciones determinadas y con un propósito claro.


En todos los casos, aceptar la realidad y empezar a tomar decisiones basándonos en ella es una de las llaves que puede ayudarte a despedirte para siempre de la soledad en compañía y a darle la bienvenida a sentimientos renovados y contenedores.