miércoles, 13 de marzo de 2013

SABIDURIA CONTRA INTELIGENCIA

El conocimiento y la sabiduría son dos cosas muy diferentes. El conocimiento puede ser enseñado, pero la sabiduría puede ser recibida únicamente, lo que significa que nuestra conciencia tiene que estar abierta para recibirla.
La cantidad de sabiduría que podemos recibir está basada en si somos dominados por las acciones proactivas o por la acciones reactivas.
Mientras nos volvemos menos reactivos, más sabiduría adquirimos.
Tendemos a mirar aquellas áreas de nuestras vidas en las que carecemos de abundancia como “malas”. Este juicio nos bloquea de la realización y la oportunidad de ver que es aquí donde estamos destinados a luchar por más.
Cualquier carencia es simplemente una oportunidad para crear nuestra propia plenitud.   Yehudá Berg
Publicar un comentario