viernes, 7 de junio de 2013

AMAR CON LAS MANOS ABIERTAS

Nunca planificamos a quien amar, el tiempo de Dios es perfecto el amor llega así de momento no salimos a la calle con un radar para saber dónde está el amor y lo pescamos; algunas veces conocemos a personas que al primer momento nos caen gordo, hay una desagradable impresión pero muchas se enamorar y es un amor dogmático, que duran años de años juntos. El amor puede ser una lotería con muchas probabilidades de ganarlo pero no sabemos el momento. Amar con las manos abiertas es la mejor fórmula y cuando amamos con las manos cerradas se convierte en un amor dominante, manipulador, con una gran carga de inseguridad, sin horizontes, ni sorpresas , se vuelve cotidiano y monótono que ahoga y desgasta el amor, aun cuando este empezó con una energía avasallante va perdiendo su esencia, cuando amas con las manos cerradas hay mucho egoísmo, no se basa la relación en una acción de reciprocidad porque cuando una persona se siente encerrada tiende a querer desatar la presión y es cuando el amor se vuelve karmatico y creamos un patrón que se puede repetir con otras relaciones.
Cuando amamos con las manos abiertas estamos dispuestos a dejar ir sin egoísmo, en la libertad está el verdadero amor, cuando amas a plenitud, cuando amas con la conciencia de respetar a la otra persona es un amor limpio, cuando amas con las manos abiertas estas consciente que puede irse en cualquier momento, pero también existe la posibilidad que regrese a ti nuevamente si es tuyo por derecho de conciencia, cuando amas con las manos abiertas te valoras y valoras a tu pareja, se cimenta la confianza, y cuando existe confianza no hay dudas esa es la libertad que da amar con las manos abiertas, es compartir, comunicarse que es la base fundamental de una relación de pareja no es necesario en una relación que pensemos iguales, que nuestros objetivo y metas sean iguales, pueden sincronizarse y armonizarlas y crecer juntos, en una relación donde todo sea amen, una de los socios no está de acuerdo y esto como es lógico traerá desacuerdos y peleas. Partiendo de la premisa que somos almas individuales y únicas, no hay un clon somos único y verdaderos cuando amas de verdad amas a esa persona con sus defectos y virtudes. El amar con las manos abiertas es comportarte como ser independiente, autentico, el que quiere que el amor sea una bendición y una oportunidad de ser feliz. Amar con las manos abiertas te hace un ser responsable con la felicidad de los otros, que muchos pensaran que se debe cuidar el amor que se tiene que amarrar, pues no el amor no se debe cuidar, sino abonar todos los días con respeto, tolerancia. celebrando el éxito de cada quien, apoyarse uno al otro, eso es amar con las manos abiertas, el corazón y la mente , cuando cuidas tiendes a súper proteger y allí habrá conflicto.
El amor es el sentimiento más grande pero igualmente muy débil, y no es la responsabilidad de uno sino de dos, y dejar que fluya y para que fluya debe ser libre.
Cuando amas con tus manos abiertas te estás jugando un premio muy preciado pero te aseguro que si te amas a ti primero amaras a los otros con más facilidad y con conciencia de ganador, las manos se usan para acariciar, trabajar, orar y tomar energía, no para castigar, para presionar, y por medio de ellas querer el poder de decidir por otros.
Analiza como amas a tu pareja, hijos, amigos, familia el poder está en ti.

Publicar un comentario