lunes, 23 de septiembre de 2013

LOS ANGELES DE LOS CUATRO ELEMENTOS

LA PAZ, LA ENERGIA POSITIVA Y LA SERENIDAD SON VIRTUDES NECESARIAS PARA RECORRER NUESTRO CAMINO POR ESTA  VIDA Y SON PRECISAMENTE LOS ANGELES DE LOS 4 ELEMENTOS QUIENES NOS AYUDAN A ALCANZARLAS.

Hay Ángeles con distintas formas y diferentes tares a cumplir, sin embargo existen 4 tipos de ellos cuya misión es velar por toda la especie humana, brindándonos protección del exterminio por enfermedad y prodigando paz y amor, con y entre todos los seres que habitan el universo. A estos seres de luz se le conoce como ANGELES DE LOS 4 ELEMENTOS, quienes se encuentras clasificados en:

ANGELES DE LA TIERRA.
Estos seres celestiales te ayudan en las iniciativas laborales e incrementando la prosperidad. Son los guías de los científicos para que encuentres mejores alternativas que optimicen la calidad de vida de los seres humanos. A ellos se recurre cuando se necesite voluntad, disciplina y estabilidad.

COMANDA: El Arcángel Uriel
CUSTODIAN: Las misiones concretas, los desafíos intelectuales, las grandes creaciones, los descubrimientos de cualquier tipo y las innovaciones técnicas, a través de todas y cada una se ratifican las capacidades que Dios le ha otorgado a la especie humana.

DONES QUE OTORGAN: Paciencia, tenacidad y fuerza para hacerle frente al trabajo sin tregua. Llámalos con el color verde, con flores frescas y frutos, tendrás magníficos resultados.

ANGELES DE FUEGO.

En sus manos siempre se hallaran antorchas, suelen estar vestidos de color anaranjado, por ello son los que tienen por misión proveer a la tierra de calor. Pueden invocarlos cuando presenten dolores muy fuertes o temperaturas muy altas.

COMANDA: El Arcángel Miguel.

CUSTODIAN. Bienestar general. Brindan su energía a las personas enfermas para que superen sus dolencias o las mitiguen.

DONES QUE OTORGAN: Seguridad y salud. Llámalos vestido con prendas color naranja y una vela encendida del mismo tono. También te recomendamos sahumerios o lámparas de aceite encendidas para atraerlos.

ANGELES DEL AIRE.

Su principal característica es que llevan distintos instrumentos musicales como campanas y triángulos. Puedes atraerlos con perfumes y luces tenues o vitraleadas. Te ayudan cuando deseas cambiar de ánimo y quieras claridad y discernimiento.

COMANDA: El Arcángel Rafael.

CUSTODIAN: Principalmente la sonrisa de la gente y el buen humor sano. La armonía del Ser en su totalidad.

DONES QUE OTORGAN: Creatividad y Buen juicio. Invócalos vistiendo de amarillo o encendiendo una vela del mismo color. Los instrumentos musicales los atraen con facilidad.

ANGELES DE AGUA.

Llevan consigo cantaros llenos de líquidos que nunca se agotan.
Solo llamarlos brinda una gran paz y tranquiliza a quien acude a ellos bajo cualquier circunstancia. Si existen problemas familiares es conveniente invocarlos o si quieres logran una gran transformación interna.

COMANDA: El Arcángel Gabriel.

CUSTODIAN: Las relaciones de pareja, intensifican las sensaciones y los sentimientos positivos; el amor, el afecto, la bondad, la generosidad, l compasión y la pasión son sus especialidades.

DONES QUE OTORGAN: Alegría, dicha y consuelo. Llámalo vestido/a de azul con y tu plegaria será mas poderosa si la haces con una vela del mismo color. Acuden atraídos por copas y jarras llenas de agua fresca.

INVOCACION  LOS ANGELES E LOS CUATRO ELEMENTOS.
¡OH mi Dios! ¡Señor todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, clemente misericordioso, envíame a tus cuatro Arcángeles, el ángel de la tierra, el ángel del agua, el ángel del aire y el ángel del fuego, creados para perpetuar tu voluntad divina, la cual se manifiesta también  a través del mi!
QUE EL ANGEL DE LA TIERRA.
Venga a recoger todos los desechos de mi cuerpo físico, que los absorba y los devuelva en forma de salud y pureza. Que limpie cada rincón de mi cuerpo, para que la vida pueda circular en abundancia por mis venas y mis arterias. Que se aligere y libere todo mi ser, para que pueda reconocer mi chispa divina, herencia celestial que me fue conferida para seguir alabando al Todopoderoso.

Y QUE EL ANGEL DEL FUEGO.
Que no es otro que el Ángel del Sol, venga a santificar mi alma y mi espíritu. Que la verdad absoluta se introduzca en todo mi ser; que mi alma y mi espíritu conozcan la vida eterna y sean la morada de la Omnipotencia divina creadora, para que el reino de dios y su justicia se realicen sobre la tierra y la Edad de Oro entre los humanos.
Amen, Amen, Amen.
Gracias, Gracias, Gracias.



Tomado de senda de Ángeles la revista
Publicar un comentario