lunes, 5 de mayo de 2014

Ángel Hahaiah 12 de junio.

Nombre: Hahaiah “Dios Refugio”.
Coro: Querubines, Ángeles al servicio de Hochmah-Amor.
Lo que otorga:
·       Facultad de poder interpretar los sueños, propios y ajenos.
·       Protección contra la adversidad.
·       Revelación de los misterios, en la propia vida y en la ajena.
·       Discreción de la sociedad sobre lo que estamos haciendo.
·       Protección contra los abusos de confianza, las mentiras, las indiscreciones.
Lección: Ser el intermediario de la paz y la armonía.
Cita bíblica:
¿Por qué, Señor, te mantienes distante?
¿Por qué te escondes en momentos de angustia?
Salmo 10:1

Hahaiah : “La Revelación de un misterio”

Los padres del joven Jalon estaban muy preocupados por la salud de su hijo.
Desde hacía algunos días, aquel niño que gozaba de una fortaleza de hierro, había perdido todo su bienestar y se había convertido en un ser débil y asustadizo, y lo que era peor, nadie sabía el porqué de aquella misteriosa razón.
Jalon tenía fama entre sus amigos por ser un niño alegre y amante del juego, pero todos se sorprendieron cuando de la noche a la mañana la tristeza le sobrecogió y jamás volvió a participar de las invitaciones que le hacían sus compañeros.
Sus padres hacían todo lo posible por llevar alegría a su corazón, pero hasta ahora nadie había conseguido alejar aquella sombra de profundo temor que aparecía una y otra vez en el rostro de Jalon.
Cierto día, llegó al pueblo un misterioso y extraño viajero. Se trataba de un anciano que difícilmente se podía ya tirar de su cuerpo, y sin embargo, había en el algo que hacia pensar que no habría destino que él no pudiera alcanzar. Una tarde, hallándose Jalon en la soledad de sus pensamientos, tuvo un fortuito encuentro con aquel anciano, el cual al ver tan profundo dolor en su rostro, le dijo:
-    Que temor aturde tan profundamente tu alma ?.
Sin decir palabra el joven trato de librarse de aquella pregunta, pero no tuvo tiempo de hacerlo, cuando el viejo llamó de nuevo su atención:
-    ¿Por qué temes a la muerte si esta es tan necesaria como la vida?.
Jalon quedó impresionado, ¿cómo sabría aquel anciano que su preocupación era el miedo a la muerte?
-    Fíjate en ese fruto -siguió diciendo el viejo-, pronto se desprenderá de la rama y caerá a la tierra. Habrá muerto para el árbol, pero en su interior lleva una semilla y está en su contacto con la tierra dará lugar a un nuevo árbol, y este a su vez dará nuevos frutos.
Con aquellas palabras Jalon recibió la revelación de un profundo misterio.
A partir de ese día jamás tendría miedo a la muerte, pues comprendió que esta llegaría a su tiempo y cuando lo hiciese le permitiría liberar la semilla que le abriría las puertas a una nueva vida.

 



Publicar un comentario