miércoles, 28 de noviembre de 2012

El Solsticio de invierno y el Espíritu de la Navidad. Semillas de luz‏


El solsticio de invierno es el evento astronómico en donde nuestro planeta está más lejano del Sol. Es el día mas corto del año y de mayor oscuridad ya que es el instante en que la tierra esta mas inclinada con respecto al Sol y este esta en su punto mas bajo en los cielos, como a 23º sur situado exactamente sobre el Trópico de Capricornio. Como consecuencia la tierra recibe menos luz. Es la noche mas larga del año. En muchas civilizaciones antiguas y modernas se festeja para convocar el regreso de la luz al mundo oscuro.
La palabra Solsticio viene del latín Sol = el astro y Stitium = estático, detención.La detención del Sol.
Entre los paganos esta festividad se conoce como Yule, vocablo procedente del nórdico Jul, que significa “rueda”, aunque para la Tradición Caledonia recibe el nombre de Alban Arthan. En los pueblos celtas, tan ligados a los cambios y ritmos de la naturaleza, el Solsticio de Invierno celebraba el nuevo resurgir de la luz y el declive de la oscuridad, y la fiesta se prolongaba durante varios días.
Para la celebración Yule era un símbolo de esperanza que ayuda a comprender que tras de cada fin siempre hay un comienzo nuevo.
Otra fiesta ancestral que esta relacionada con la navidad era el Santoral Romano. Celebrada el 19 de Diciembre, en honor a Saturno, según la mitología romana, Dios de la agricultura y la cosecha, esta fiesta se celebraba durante 7 días, plenos en alegría, comidas, y diversiones.
Durante el siglo IV, el Papa Julio I decidió superponer la celebración de la Navidad cristiana a los antiguos ritos del Solsticio para facilitar el tránsito de la Antigua Religión al cristianismo. Por este motivo la Navidad, antes sin fecha de celebración determinada, fue instaurada en el 24 de Diciembre. Debido a ello, muchas de las tradiciones comúnmente asociadas a la Navidad tienen sus raíces en los ritos de Yule, como por ejemplo decorar el árbol o intercambiar regalos.
El termino Navidad viene de Natividad, del latín Nativitas que quiere decir Nacimiento. En este caso en partícula a un nacimiento Sagrado: al Nacimiento de Jesús. Que también podríamos tomar como oportunidad para el re-nacimiento de nuestro ser y seguir realizándonos, y evolucionando continuamente.
¿Pero Quien es el Espíritu de la Navidad?
Existen muchas leyendas al respecto y todas tienen una verdad. El Espíritu de la Navidad se le conoce por varios nombres: Santa Claus, San Nicolás, Maestro(a) Natividad, Papa Noel etc. Y su importancia radica en el mensaje que trae.
Una de las historia dice que El Arcángel Uriel contó que hace muchos años vino a este planeta un hermoso ser proveniente de una galaxia evolucionada cercana a la tierra, el cual residió en la Península Escandinava; era alto, delgado, de aspecto juvenil, su piel irradiaba luz de tonalidad roja – dorada, cabellos muy largos de color castaño con matices rojizos y grandes ojos rasgados de color ámbar. Precipitaba Objetos fiscos y aleccionaba grandes enseñanzas a través de fabulas. Este gran ser evolucionado, daba regalos de gran valor espiritual que eran energía pura proveniente de la divinidad, los cuales eran usados con gran respeto y amor por los que los recibían. Con el correr de los años su historia se convirtió en una leyenda en todo el planeta.
Otra de las muchas teorías es que la expresa Conny Méndez en su libro “Un Tesoro Mas para ti”: “El Espíritu de Navidad, esa actitud dadivosa que se despierta en los días de Pascua, es un Espíritu femenino que tiene más de dos mil años. Se formó con el Egrégor que surgió con el nacimiento del NIÑO JESÚS. Su nombre es María, aunque no es la Madre Virgen. Se le puede invocar para que nos invada de deseos de regalar, de alegría y de devoción”.
Como podemos apreciar es un Egrégor formado en esa época. Los Egrégores son creaciones humanas que están en el plano astral o en el emocional. Son seres artificiales que dependen del pensamiento o sentimiento de su creador para mantenerse con vida. Hay Egrégores personales, grupales, colectivos, nacionales y mundiales, como el Espíritu de Navidad. Se mantiene con el calor y el amor que le brinda la humanidad, con sus pensamientos y deseos.”
Cada final de año la energía del El Espíritu de la Navidad desciende hacia la tierra a todos los lugares que le dan la bienvenida, lo cual El lo retribuye con Prosperidad y Amor.
¿Cuándo y Cómo celebrar el Espíritu de la Navidad?
El día del Espíritu de la Navidad tiene un día y una hora precisa. Ya que es el instante en que la tierra esta mas inclinada con respecto al Sol y este esta en su punto mas bajo en los cielos (Solsticio de Invierno). Cada año se celebra en un momento diferente. Este año es el día 21 Diciembre a las 12:05.horas. G.M.T. 7:35 AM para Venezuela. (Adapta la hora a tu uso horario). En este día la Luna estará en el signo de Libra.
Desde un día antes de su celebración es recomendable no ingerir ningún tipo de carnes ni bebidas alcohólicas. Tener una aptitud armónica y pura es vital para que la energía fluya armoniosamente. Bañarse el día del ritual con pétalos de rosas, miel y esencia de mandarina.
El ambiente donde se va a realizar debe estar muy limpio y ordenado. Desconectar los aparatos eléctricos que no sean necesarios porque bloquean la energía. Armonizar desde horas antes con música, la cual puede ser meditativa, instrumental, sacra, mántrica etc. e Incienso: como de sándalo, mandarina, alcanfor, citronela, rosas etc. Flores naturales preferiblemente blancas (representan la armonía, la paz y la pureza).
La vestimenta de los asistentes debe ser de color blanco.(es el color de la luz y de la perfección) o color naranja (representa la felicidad, la prosperidad y el éxito). Colocar en una mesa un mantel blanco y sobre ella la figura del espíritu de la navidad, 7 velas de colores: azul, amarilla, rosado, blanco, verde, naranja y violeta, (colocarlas en ese orden tomando como referencia la imagen del Espíritu de la Navidad u otro objeto afin con la eventualidad ) flores blancas naturales, algunas gemas como cuarzos, lapislázuli, turmalina,ya que ayudaran a energizar el ambiente etc.
Abrir puertas y ventanas.
Luego que hayan llegado todas las personas al lugar de la celebracion, se colocan en forma circular (sentados o acostados en el suelo) 25 a 30 minutos antes de la llegada del Espíritu de la Navidad y se comienza a mantralizar en forma de canto, recomiendo el “OM”,(para las personas principiantes) cuya pronunciacion es “ooooooouuuuuuuummmmmm” (cantarlo en numeros impares, lo ideal es usar un japamala) haciendo luego una pequeña meditación:
“Nos imaginamos una luz dorada entrando por la parte inferior de nuestra columna vertebral (el cóccix) y va subiendo progresivamente vértebra por vértebra limpiando y armonizando nuestro cuerpo hasta llegar a nuestro chakra coronario (el centro de nuestra cabeza) para salir de ahí y conectarse con la luz de las estrellas la cual nos envolverá completamente”. Se les da unos minutos al grupo para que experimenten este proceso.
Cuando ya todos estén en sintonía, despues de haber terminado la meditacion y verificando la hora exacta de la llegada del Espiritu de la Navidad se le da la Bienvenida con mucho amor:
“Amado Espíritu de la Navidad te damos la Bienvenida por tu llegada al planeta trayendo amor, paz, prosperidad, salud etc. (pueden anexarle palabras u oraciones que deseen). Te agradecemos inmensamente tu servicio a la humanidad”.
Encienden las velas en forma de las agujas del reloj comenzando por la de color azul y el grupo repetirá 3 veces lo que se comunica al encender cada vela.
Al encender la vela azul se expresa: “Que esta luz de fuerza, protección y fortaleza al planeta, y a nosotros.”.
Con la amarilla: “Que esta llama nos sirva para atraer la sabiduría, el conocimiento e inteligencia”
Con la rosada: “Que la llama del amor en todos sus aspectos y roles se expandan en la tierra y en mi”.
La Blanca: “Que la pureza y guía de esta luz sirva para orientar mis pasos”.
La Verde: “Que la verdad y la Sanación en todo lo que necesita ser sanado se proyecte en la tierra y en mi”.
La Naranja: “Que la Prosperidad ilumine todos los hogares del planeta, el mío y mi persona.
La violeta: “Pido la transmutación de las energías negativas en todo el globo terráqueo y en todos mis asuntos. Amen, Amen, Amen.
Las peticiones de cada participante deben estar escritas con anterioridad en papeles o fichas cada una por separado. Las cuales deben ser hechas en el siguiente orden:
1.- la Madre Tierra
2.- La Humanidad.
3.- Por su Pais
3.- la Familia, Amigos y Conocidos
4.- Por si Mismos.
Al cumplírseles posteriormente estas peticiones la quemaran manifestando agradecimiento.
Se Pedirán 7 deseos por cada vela que se haya encendido en total 49 (7×7= 49 numero cabalístico de gran poder).
Leerán sus peticiones tranquila e individualmente después de encender las velas. Recordando haber escrito deseos acordes a las propiedades de cada color de las velas. Dando gracias por cada petición leída.
Ejemplo: con la de color azul: pide fortaleza para el mundo, para tus amigos, para alguna situación especifica en tu vida que lo necesite etc.
Para tus deseos materiales con la energía color naranja etc.
Recuerden participarle al grupo con anticipación las propiedades de cada una de esos colores para que sus deseos vayan armónicos con la energía que se esta encendiendo y proyectando.
Al terminar de leer los deseos los participantes se paran en forma circular, agradeciéndole al Espíritu de la Navidad su presencia en el ritual y por haberlos acompañado:
“Amado Espíritu de la Navidad Gracias por estar con nosotros, compartir este momento y hacer realizable nuestros deseos y peticiones”. (Pueden agregar las palabras que deseen)
Luego entonan el “Himno a la Alegría” de Bethoveen. Puede ser a Capela o cantándolo conjuntamente con algún CD. Esta melodía contiene una alta vibración.
Para Culminar compartirán con platos, bebidas y música dignos de la ocasión…
FELIZ DIA DEL ESPIRITU DE LA NAVIDAD
¡Un Mil Bendiciones y Una Mas!
Por: Prof: Olga Zorely Monasterio”Sol”
Publicar un comentario