miércoles, 20 de junio de 2012

QUE SON LOS ANGELES Y SEGUNDA JERARQUIA (Articulo de Wikipedia y Lucy Aspra)



Estos ángeles son considerados gobernadores del cielo. Dominaciones

Tienen la tarea de regular los deberes de ángeles inferiores. Reciben órdenes de los Serafines, los Querubines, o hasta del mismísimo Dios. Son responsables de asegurarse de que el universo se mantenga en orden. Solamente en ocasiones extremas los dominaciones se han manifestado físicamente ante los mortales, ya que normalmente se preocupan más con los detalles de la existencia.
Virtudes

Son iguales a los Principados, pero su deber es supervisar a distintos grupos de personas. Tienen la forma de rayos de luz que inspiran a la humanidad de distintas maneras.

Se les relaciona con los Hashmallim de la Misericordia en el Mundo de Yetzirah, o Tercer Mundo sefirótico. Reciben la iluminación directamente de los Tronos. La majestad y la Misericordia de Dios se manifiestan a través de ellas. Habitan la región de la Armonía, la esfera que tiene contacto directo con la Primera Triada.
El revelador nombre "dominaciones" significa, de acuerdo a Pseudo Dionisio "... un elevarse libre y desencadenado de tendencias terrenas... Como no toleran ningún defecto, están por encima de cualquier servidumbre. Limpias de toda desemejanza se esfuerzan constantemente por alcanzar el verdadero dominio y fuente de todo señorío. Benignamente, y según su capacidad, reciben ellas y sus inferiores la semejanza del Señor. Desdeñan las apariencias vacías, y se encaminan totalmente hacia el verdadero Señor. Participan lo más que pueden en la fuente eterna y divina de todo dominio".
Las Dominaciones regulan las funciones y deberes de los Ángeles. Son los ejecutivos celestiales; los que ordenan lo que es necesario para el logro de las metas de Dios. Establecen las leyes de física y supervisan que todo se cumpla para que el universo funcione según el Plan divino; representan la burocracia celestial; coordinan la interacción del mundo espiritual con el físico. Prescriben las normas básicas para el crecimiento espiritual de los seres humanos, luego las manifiestan como "revelaciones" graduales para que la humanidad las reciba.
Información del Libro de Lucy Aspra: "Manual de Los Ángeles Vol.l, Dí ¡sí! a los Ángeles y Sé Completamente Feliz""

 Potestades

Son seres angelicales encargados de salvaguardar la conciencia y la historia. Los ángeles de la muerte y nacimiento se encuentran en esta categoría. Su deber, además, es supervisar la distribución de poderes entre los humanos.


“ Estad sobre aviso para que nadie os seduzca por medio... a las máximas del mundo, y no conforme a Jesucristo porque en él  habita toda la plenitud de la divinidad... y  lo tenéis todo en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.”

Colonenses 2:8/10



Se les relaciona con los Sheraphim, las Serpientes llameantes, la Severidad del Mundo de Yetzirah o Tercer Mundo Sefirotico.

Son los que se encargan de supervisar el trabajo que Dios ordena realizar. Son los guardianes del orden; los responsables de que las fuerzas involutativas no se adueñen del planeta. Vigilan el cumplimiento de las leyes para que el universo funcione de acuerdo al programa divino. La ida física no podría existir en el planeta si se disgregaran los átomos, y precisamente son ellos los que representan la fuerza que sostiene el electrón que gira alrededor del núcleo del átomo. Cualquier cambio, por leve que fuera, si no tuviera la divina supervisión de los poderes provocaría un caos y la vida no seria posible de acuerdo a como la planeo Dios para nuestra humanidad. Ellos se encargan de los movimientos y progreso de los mundos, calculan la distancia entre lo astros, las influencias sobre coordenadas magnéticas de los sistemas; La cohesión y la reacción de los satélites y sus núcleos. Manejan los laboratorios cósmicos.

Junto con las Virtudes, se encargan de la correcta distribución de las energías en la Tierra. Los Poderes también trabajan en un plano astral asistiendo las almas que han abandonado su cuerpo físico y que se encuentran llenos de temor y sufrimiento por la experiencia llamada muerte. Son los que se encargan de conducir a las almas cuando dejan el cuerpo físico y se encuentran confundidos en el plano astral. Las Potestades, cuando reciben la luz de la oración que eleva el humano para las almas desencarnadas, la transforman en una dulce emanación que como bálsamo alivia a las almas de los dolores, le tranquilizan su angustia y les quitan los temores.

Protegen al mundo para que no lo tomen las fuerzas involutivas; controlan a los espíritus malignos y guardan los caminos celestiales, ahuyentando al mal. Son los Ángeles que patrullan los cielos y no permiten que se infiltren las fuerzas de la oscuridad. Ellos están presentes siempre que existe una lucha para combatir el mal.
LA IMAGEN DE LOS PODERES.

La luz que proyectan con su aura produce una sensación de paz, de tranquilidad, de suprema armonía. Es la luz que necesitan los seres cuando han dejado el mundo material. Se les representa con una llamante espada en su mano derecha, indicando su poder sobre las fuerzas del mal. El fuego que aparece rodeándoles es la pasión de su entrega a Dios, su celo por cumplir con Su voluntad; y simboliza el elemento de la purificación necesaria para ascender en el mundo espiritual. Su túnica azul es una promesa a gozar del mundo celestial una vez que se eleva el alma purificada.
Los Ángeles nos piden acercarnos a ellos para que conozcamos  las alegrías de su mundo en donde no hay separación ni dolor y donde la muerte no existe; donde sabremos que ellos son nuestros hermanos porque todos somos hijos del mismo Padre: Dios.






Se les relaciona con los Melachim, los Reyes, la Belleza del Mundo de Yetzirah, o Tercer Mundo Sefirótico. También se atribuye a los Ángeles de este Coro los que estuvieron presentes durante la Ascensión de Jesús. Sus características principales son la Gracia y el Valor.
"Y advirtieron que venían doce ángeles y dos "virtudes", que separaron a derecha e izquierda de Eva; y Miguel se paró a la derecha; y le acarició el rostro hasta su pecho y le dio a Eva: "Bendita eres tu Eva, a causa de Adán. Porque sus plegarias e intenciones son tan grandes, que he sido enviado para que recibas nuestra ayuda. Levántate ahora y prepárate a parir". Y parió un hijo y él era radiante, e inmediatamente, el recién nacido se puso en pie y corrió, arrancó una hoja de hierba en sus manos, y la dio a su madre, y su nombre fue llamado Caín". Este pasaje del Evangelio Apócrifo, Vida de Adán y Eva fuera del Paraíso, nos muestra la intercesión de las Virtudes cuando se debe hacer visible una forma en el mundo físico. Su presencia responde a las peticiones de los seres humanos hechas a Dios.
Porque igual que al Arcángel Gabriel, a los Ángeles de las Virtudes se les asocia con la substanciación; es decir la manifestación tangible de las situaciones estructuradas en los planos sutiles por medio de las emanaciones de amor. En la Biblia y en los Evangelios Apócrifos existen varias referencias a ellos. Pseudo Dionisio resume sus funciones en estas pocas líneas: "La denominación de santas "virtudes" alude a la fortaleza viril, inquebrantable en todo obrar, al modo de Dios. Firmeza que excluye toda pereza y molicie, mientras permanezca bajo la iluminación divina que les es dada, y firmemente levanta hacia Dios. Lejos de menospreciar por pereza el impulso divino, mira en derechura hacia la potencia supraesencial, fuente de toda fortaleza. En efecto, esta firmeza llega a ser, dentro de lo posible, verdadera imagen de la Potencia de que toma forma, y hacia la cual está firmemente orientada por ser ella la fuente de toda fortaleza. Al mismo tiempo transmite a sus inferiores el poder dinámico y divinizante."
Son los que se encargan de que la gracia de Dios se manifieste en el mundo físico. Transportan la energía divina desde el Sol Central produciendo lo que conocemos como milagros. Las Virtudes son los Ángeles directamente responsables de la distribución de energías dentro del ámbito material. Ellos las transportan a los distintos centros planetarios .Para su transmutación y luego se encargan de que se distribuyan de acuerdo a un plan celestial perfectamente delineado. Dependiendo directamente de estos seres angelicales hay una gran Jerarquía que se subdivide para manejar cada una de las tres energías cósmicas, que a la vez se subdividen en muchas otras, y son llevadas a los centros etéricos del planeta.
Con su fuerza divina producen los milagros en la Tierra, por esto se conocen como los portadores de las bendiciones de Dios. Traen, pues, hacia la humanidad la gracia de los en forma de milagros, usando la energía proveniente de la oración y de los actos de caridad para estructurarlos. Están junto a los que luchan para que el Plan Celestial se cumpla. Son los que inspiran valor a las personas buenas, cuando es necesario para el Cumplimiento de metas nobles. Trabajan estrechamente con los ángeles del Coro de los poderes, para que las leyes en el universo funcionen según lo establecido por Dios. 
 
Publicar un comentario