miércoles, 26 de septiembre de 2012

Replantéate el concepto de felicidad (por Jossie Del Valle Conty)


¿La felicidad es una meta, es un anhelo, es un deseo que parece que nunca se puede cumplir?  ¿Te has preguntado si eres feliz? Probablemente es un tópico en el  que se  piensa a menudo y  la respuesta muy posiblemente varia de acuerdo a causas externas a nuestro propio ser,.
Habría que partir por  si el concepto felicidad que tenemos  depende en gran medida de lo que acontece o necesitamos que acontezca  en la vida, o quizás  esta atado a la forma en que somos  tratados valorados y amados por ese ser especial  a quien amamos y suele ser (en la mayoría de los casos ) nuestra pareja,,,que complicada , que difícil puede ser la felicidad cuando esta directamente relacionada con factores que están fuera de nuestro alcance, de ser así estamos expuestos a que la felicidad en  vez de fuente de alegría sea motivo de gran angustia  contrariedad y frustración, por ejemplo , si  el ser amado no me valora o no es amable soy infeliz, , si aun no ha aparecido  el  trabajo que anhelo, soy infeliz , si  no encontré  la prosperidad  económica soy infeliz, ante tal panorama no seria imperativo reflexionar y replantearnos  el concepto  que hemos venido arrastrando a lo largo de la vida?
Yo era así, antes de comenzar mi proceso de evolución espiritual, albergaba mi sentido de la felicidad de acuerdo a como eran con respecto a mi  positivamente o negativamente las   circunstancias y personas de mi mundo inmediato,,mi vida era como una montana rusa, no encontraba sosiego, los ratos alegres se esfumaban  o por  situaciones con mi pareja , o si de momento lo cotidiano  no marchaba bien , o si por ejemplo mi hija no quería  dialogar conmigo de sus cosas, en fin  una diversidad de eventos que no dependían de mi  hasta que  tuve que encarar  esta verdad y preguntarme a mi misma si valía la pena continuar en este circulo tan perjudicial que solo aportaba vacíos, inseguridad y mucha inestabilidad emocional, justo en ese tiempo, empecé a descubrir otras vías para sentirme realizada, contenta, y fue que  le comencé a dar un mejor sentido a  mi existencia,  incorporando  el amor incondicional a mi vida justo cuando expandí mi espiritualidad desarrolle una gran vocación en ayudar al prójimo cercano,por ejemplo  dar alimentos  a  deambulantes que encontraba a mi paso, ayudar a ancianos que tenia cercanos y estaban en soledad y desamparo,,,orando y pidiendo Luz por seres queridos que sabia  estaban pasando por momentos   difíciles, poco a poco se fue haciendo un habito esta nueva motivación en  mi vida,  pensar en los demás se hizo parte de mi  como algo natural  habitual y hasta necesario,   regalar una palabra de aliento, compañía, o un  plato de comida o simplemente una sonrisa en estos momentos se ha convertido en  una forma de ser feliz, además a partir de entonces es que he comprendido profundamente  el concepto de desapegos  de los budistas , e intento combatir el  ego  haciendo  estas  obras sin espavientos , de manera bastante  callada  como una misión que me conduce hacia la verdadera felicidad,  ,
Esta  orientación que   que adopte para mi  vida me ha aportado mucha paz interior ,  y a través de esta paz se forja mi nuevo concepto de .la felicidad  porque soy feliz conmigo misma, con la paz que ha nacido en mi corazón, esa felicidad no depende mas de los demás, sino que nace ,,desde la paz ,,no tengo la menor duda que es  precisamente desde la paz interior  que  podemos descubrir la autentica  felicidad, y  puedo asegurar que a pesar de que la vida trae sus sinsabores  y no siempre sea  fácil mantener la armonía  en el entorno que nos rodea asi y todo si hacemos acopios de paz interior tenemos  la mejor herramienta para salir a flote,,y  recuperar la sensación de  este nuevo enfoque de felicidad,
A la misma vez, revaluando el concepto felicidad desde la paz interior, estamos aportando un gran beneficio a la evolución de nuestra alma somos mas agradecidos con la bendiciones que se nos regalan cada día y sobre todo esa paz ayuda grandemente a  poder vincularnos con nuestro yo divino que nos une con el Padre creador.
Felicidad desde lo que necesita albergar  tu corazón,  desde el deseo de encontrar paz para transitar mejor por esta existencia, mas allá de lo que pase a tu alrededor, aunque no estés atravesando por una buena racha , cuanto mas pongas tu mira de la felicidad en aquello que no tienes la capacidad de cambiar porque es algo externo a ti , podrías  encontrar  dolor y un gran sentimiento de impotencia .
Se nos ha olvidado sonreír, se nos ha olvidado mirar el paisaje que Dios nos regala cada día que amanece, se nos han  olvidado esas pequeñas cosas que son tan gratificantes como quizás escuchar música, o  ir un domingo a la playa , o a un paseo por el campo o un parque donde estemos expuestos al regalo precioso de las flores y los arboles que el Padre nos ha regalado entre tantas otras maravillas, descubrir nuestros talentos, quizás tengamos habilidades que no hemos explorado como el dibujo.
Publicar un comentario