jueves, 11 de octubre de 2012

EL CAMINO A LA FELICIDAD Por Jossie del Valle


Ser feliz, posiblemente sea uno de los de los mayores anhelos que se plantea  el ser humano a su paso por la vida.
Dependiendo de  como somos y cuales son nuestras prioridades así será nuestro concepto felicidad.
Quien te hace  llorar, quien te lastima, quien hiere lo mas hondo de tu corazón, ¿quién hace tu vida miserable? podrías buscar los culpables, pero  deberías preguntarte a ti mismo,  por qué lo permito? ¿acaso tengo control de mi vida o se lo cedo a otros?
Es tan triste esa  escuchada frase de "sin mi pareja no puedo vivir"… o " esa persona es  mi única razón de vivir". Poner en manos ajenas la felicidad propia, es convertirse en  un dependiente emocional,   es incapacitarse para asumir el curso de la vida con iniciativas  propias, además  limita  la evolución espiritual  la cual requiere liberar el alma de ataduras  para conducirla  hacia horizontes mas amplios y mas  trascendentales.
Absolutamente nadie debiera tener la exclusividad de nuestro estado de animo, y  potestad  sobre nuestra  voluntad, nadie debiera determinar y controlar los sentimientos de otra persona, si se  esta a  merced de alguien, si la felicidad  se basa en la espera de recibir de otros solamente  aquello que quisiéramos, estará en un vaivén constante, de acuerdo si son o no satisfechas sus expectativas,
Si partimos de la premisa de que somos libres, debiéramos buscar la felicidad desde una perspectiva individual, porque solo así sería  estable y equilibrada,  orientándonos hacia  objetivos viables , pero sobre todo comprendiendo   la felicidad como un estado de paz interior que propicia la atracción de acontecimientos felices y de  múltiples  bendiciones. Entonces no le otorguemos el  poder sobre  nuestra vida a otra persona ni permitamos que alguien ajeno a nosotros mismos afecte  nuestra vida emocional  y el gran tesoro que es la paz interior
Un gran ser humano, doctor en neurología, psiquiatra,  Dr Viktor Frankl , sobreviviente del holocausto, dijo una vez en una charla a estudiantes de medicina. Al hombre le pueden arrebatar todo, salvo una cosa: la ultima de las libertades humanas: la elección de su actitud personal frente al destino para  descubrir su propio camino".
Alcanza tu paz interior, armoniza tus energías, respétate a ti mismo y  respeta a los demás,  valórate,  reconoce cuan maravilloso ser humano eres,  busca conseguir un mayor nivel de conciencia que te permita encontrarte con tu yo superior que te conecta con el Universo, e invoca a tu Ángel para que te ayude  en esta maravillosa tarea,  y nunca olvides , solo tu debes vivir tu vida, que nadie pretenda vivirla por ti, y entonces desde la paz interior habrás descubierto el camino que conduce a la autentica felicidad.
Publicar un comentario