jueves, 27 de diciembre de 2012

CONFUNDIR LA LIBERTAD


Muchas personas confunden la libertad con la posibilidad de poder hacer lo que quieran.
En realidad, eso es esclavitud al ego, ¡a nuestra naturaleza egoísta!
Experimentamos verdadera libertad cuando escogemos asumir la responsabilidad por aquellas cosas que necesitamos hacer.
Hacer lo que queramos nos mantiene inmóviles en las cadenas de nuestra comodidad y nuestras limitaciones.
Hacer lo que sea que necesitemos hacer rompe las cadenas y nos libera.
Yehudá Berg
Publicar un comentario