viernes, 2 de enero de 2015

LA ALEGRIA DE SER CONSCIENTE. Por Eckhart Tolle

La conciencia despierta luego asume el control del ego y comienza a dirigir tu vida. Luego puedes descubrir que una actividad con la que has estado involucrado por mucho tiempo comienza a expandirse naturalmente hacia algo mucho más grande cuando es empoderado por la conciencia. Algunas de esas personas que, a través de la acción creativa, enriquecen las vidas de muchos otros simplemente hacen lo que les gusta hacer más sin querer conseguir  o llegar a ser nada a través de esa actividad. Pueden ser músicos, artistas, escritores, científicos, maestros, o constructores, o pueden traer a la manifestación nuevas estructuras sociales o de negocios (empresas iluminadas). A veces, durante unos años su esfera de influencia se mantiene pequeña; y luego puede ocurrir que de repente o gradualmente una ola de empoderamiento creativo fluye hacia lo que ellos hacen, y su actividad se expande más allá de lo que podrían haber imaginado y toca a incontables otros. Además del gozo, una intensidad se añade ahora a lo que hacen y con ella viene una creatividad que va más allá de cualquier cosa que un humano ordinario podría lograr.

Pero no le dejes que se te suba a la cabeza, porque allí es donde un remanente de ego puede estar escondido. Sigues siendo un ser humano ordinario. Lo que es extraordinario es lo que viene a través de ti a este mundo. Pero esa esencia la compartes con todos los seres. El poeta persa del siglo XIV y maestro sufí Hafiz expresa esta verdad bellamente: “Soy un agujero en una flauta que el aliento del Cristo mueve al atravesarlo. Escucha esta música.”


Aquí está una práctica espiritual que traerá empoderamiento y expansión creativa en tu vida. Haz una lista de una serie de actividades rutinarias de todos los días que realizas con frecuencia. Incluye actividades que puedes considerar no interesantes, aburridas, tediosas, irritantes, o estresantes. Pero no incluyas nada que odias o detestas hacer. Ese es un caso ya sea para su aceptación o para dejar de hacerlo. La lista puede incluir viajar hacia y desde el trabajo, la compra de alimentos, lavar la ropa, o cualquier cosa que encuentres tediosa o estresante en tu trabajo cotidiano. Entonces, cada vez que estés enganchado en esas actividades, permíteles ser un vehículo para el estado de alerta. Mantente absolutamente presente en lo que haces y siente el alerta, la quietud viva dentro de ti en el fondo de la actividad. Pronto te darás cuenta de que lo que haces en un estado de tal conciencia acrecentada, en vez de ser estresante, tedioso, o irritante, se está convirtiendo en realidad en algo agradable. Para ser más precisos, lo que estás disfrutando en realidad no es la acción exterior, sino la dimensión interior de la conciencia que fluye hacia la acción. Esto es encontrar la alegría de Estar en lo que estás haciendo. Si sientes que tu vida carece de significado o es demasiado estresante o aburrida, es porque todavía no has traído esa dimensión a tu vida. Ser consciente de lo que haces aún no se ha convertido en tu principal objetivo.


http://www.eckharttolle.com/
Publicar un comentario