sábado, 31 de octubre de 2015

ARCANGEL MIGUEL



REINO ANGÉLICO: Arcángel del Cielo de la Forma.

FUNCIÓN
CELESTIAL: Comandante en Jefe de los Ejércitos Celestiales.

DONES PARA LA TIERRA: Puede ayudamos a mantenemos fuertes frente a la adversidad; a resolver nuestra negatividad personal; a encontrar fuerza cuando estamos solos o nos sentimos como extraños.

EL nombre de Miguel se traduce del hebreo Mikael, «Semejante a Dios». Es el Arcángel que invocamos en nuestra batalla contra la negatividad. Nos ayuda a encontrar la luz de nuestro interior. Históricamente, es el protector tanto de Israel como de la Iglesia católica. Es el santo patrón de los policías, los soldados y los niños pequeños, y vela también a peregrinos y extranjeros. Es el guerrero ígneo, el Príncipe de los Ejércitos Celestiales, que combate por el derecho y la justicia, y da guía a todos aquellos que se encuentran en terribles apuros. Miguel es también el portador de la paciencia y la felicidad.

Se le asocia con el elemento fuego, lo que simboliza la quema de lo transitorio de modo que sólo la luz pura y esencial pueda brillar. Se le denomina el benevolente Ángel de la Muerte porque nos trae la liberación y la inmortalidad. Es el Ángel de las Cuentas Finales y el Pesador de las Almas.

Miguel es considerado el más grande de todos los ángeles en las religiones judía, cristiana e islámica. Se le conoce bajo diversas denominaciones como El Que Guarda las Llaves del Cielo; Jefe de los Arcángeles; Príncipe de la Presencia; Ángel del Arrepentimiento, la Rectitud, la Misericordia y la Santificación; Príncipe Angélico de Israel; Guardián de Jacob y Ángel de la Zarza Ardiente. Es un incansable campeón del bien, y siempre apoya al oprimido. Miguel rige al luchador solitario, siempre está echando una mano para ayudar a aliviar las disputas y problemas.

Podemos orar a Miguel para que nos ayude a conquistar nuestra negatividad. Siempre que nos quedemos «clavados», él podrá asistimos elevando nuestro espíritu hacia una visión más perdurable de la vida. Él está ahí para guiamos y protegemos contra la injusticia, y para ayudar a abrimos a lo eterno y duradero. Podemos pedirle que nos ayude en cualquier situación en que nos sintamos abrumados, o solos y necesitados de apoyo.
Publicar un comentario